crítica the gentleman

Crítica THE GENTLEMEN, de Guy Ritchie

Llegaba como gran sorpresa el estreno de The Gentlemen: hombres de la mafia, la nueva película de Guy Ritchie. Nuestro amigo Ritchie es uno de aquellos directores de Hollywood que se van moviendo con discreción y sin pausa, y que genera variedad de opiniones en los espectadores. Si bien es cierto que su catálogo es de lo más variado – desde su último film animado Aladdin, pasando por películas históricas como El Rey Arturo y otras más cañeras como Snatch, Cerdos y Diamantes o Rocknrolla, la acción, la pelea más bruta mezclada con su toque personal de ironía y humor es su foco central como podemos ver también en otras creaciones como la saga Sherlock.

Hoy, pues, os traigo la crítica de The Gentlemen, la última película que consideraría más de su estilo, en la cual trabaja con el género que domina mejor y saca de nuevo su espíritu más canalla.

Sinopsis

Un hombre de negocios, de nacionalidad británica, que ha triunfado gracias al tráfico de drogas, decide vender su imperio a una lista de billionarios de Oklahoma. No obstante, sus clientes intentarán evitar este acuerdo en una lucha que enfrentará al modo antiguo de traficar contra su novedoso oponentes (eCartelera)

Crítica de The Gentleman

Sin duda, el reparto de actores de primera línea es lo más destacado de esta historia. A diferencia de otras películas, en las cuales un protagonista eclipsa el resto del casting, en The Gentlemen, los personajes se completan los unos a los otros: todos aportan, ninguno sobra. En esta película de apenas dos horas, si hay algo que Guy Ritchie consigue es desarrollar cada uno de ellos de manera fantástica.

Mientras que la mayoría de actores encarnan a unos personajes de lo más divertidos (logrado con mucho éxito), es cierto que la figura de Mickey Pearson (Matthew McConaughey) da el toque intimidador y desafiante que este thriller necesita para no considerarse una comedia. También Michelle Dokery, actriz que interpreta la Señora Pearson, contribuirá a dar más seriedad al asunto, aunque nos hubiera gustado verla un pelín más en acción, por supuesto.

crítica the gentleman guy ritchie

El perfil del mafioso Mickey Pearson sí que se aleja del prototipo que conocemos: no es codicioso ni se mueve por dinero; tampoco le interesa ser un bruto. Tal y como apunta el título de la película, es un caballero, un hombre educado que viene de clase alta cuya única debilidad es su mujer (y así lo demuestra, siendo leal y sin caer en el vicio). Y como bien dice él, su negocio <<no mata>> (vende marihuana) a diferencia de otras drogas, así que el director no se olvida de transmitirnos que este hombre se rige por una serie de valores muy diferentes a los del resto de mafiosos que hemos conocido. De algún modo, también es una manera de quitarle seriedad a esta historia de drogas y mafias.

Por otro lado, pues, tenemos todo el resto de personajes que se encargarán de hacernos reír durante casi toda la película: un Hugh Grant interpretando magníficamente a Fletcher, un hombre movido por la codicia y el interés propio, desde su personalidad excéntrica y divertida; a un Charlie Hunnan que intenta pasar desapercibido como el asistente de Mickey Pearson pero logra todo lo contrario con sus propias tramas (¡y nos encanta!); un Colin Farrell haciendo un papel de lo más raro, probablemente el más incoherente de la película, pero aun así nos hará reír con su acento ¿irlandés? y su pasión por ejercer de padre de unos chavales de calle. También destacar la interpretación de Jeremy Strong, actor que siempre ha hecho papeles de lo más secundarios pero gracias a la popularidad de Succession, serie de la cual es protagonista, poco a poco se va abriendo un camino más que merecido.

Mientras que, como se ha mencionado, el reparto de actores es brillante y sus interpretaciones son de lo más divertidas, es cierto que Guy Ritchie tampoco ha puesto un enorme esfuerzo en la estructura de la película y en este sentido no ha sido muy innovador. Por un lado, el montaje de la trama no es novedoso y hay algunas historias algo forzadas, como el asunto de Colin Farrell de entrenador de un grupo de niggas-youtubers que, sin mucho sentido, tendrán un papel relevante en el desenlace de la película. 

crítica the gentleman guy ritchie

Sin embargo, asumes que The Gentlemen es una de esas películas con las que divertirse y disfrutar en la misma butaca del cine, y esto Guy Ritchie lo consigue muy bien, independientemente de estas tramas más incoherentes.

Finalmente, mencionar que, como espectadora, los plot twists son uno de mis recursos favoritos si consiguen sorprenderme. Es una técnica realmente difícil y cuando este es doble, como en el caso de The Gentlemen, todavía más. Honestamente, el plot twist en este caso tampoco es el fuerte de la película; insisto que las interpretaciones y los guiones de los personajes son el highlight verdadero, pero los giros de trama no están metidos con calzador y están bien integrados en la historia. Sorpresa, sorpresa no es, pero te divierten, lo cual ha cumplido con el objetivo principal de The Gentlemen.

Conclusión

Para terminar esta crítica de The Gentlemen, solo me queda recomendarla abiertamente. No os decepcionará, esto seguro que no, y para los que hemos ido siguiendo la trayectoria de Guy Ritchie, sin duda echábamos de menos esta faceta suya más gamberra. Unas interpretaciones y un guión de lo más divertidos que sin duda compensan las pequeñas incongruencias que presenta la historia. 

Si te ha gustado esta crítica de The Gentlemen, no dudes en suscribirte a nuestro blog:

También puede gustarte...

Deja un comentario