Crítica de MARRIAGE STORY (2019) de Noah Baumbach

crítica marriage story

Netflix ha esperado a que llegara la Navidad para lanzar Marriage story (Historia de un matrimonio) dirigida por Noah Baumbach y con dos actores protagonistas de moda: por un lado, la gran Scarlett Johansson, quien se mantiene en la cúspide de la fama gracias a End Game y su próxima película de Black Widow, y por otro lado, Adam Driver, omnipresente este año también por su papel de Kylo Ren en Star Wars. Hoy os traemos la crítica de Marriage Story (2019).

Marriage story es una historia sencilla sobre el matrimonio de Charlie y Nicole, una pareja felizmente casada con un hijo de seis años. Sin embargo, a medida que han pasado los años, la relación entre ambos se ha ido desgastando y quemando sin compasión. La película gira alrededor de los esfuerzos de Charlie y Nicole para llevar a cabo su divorcio de la manera más normal posible, sin reproches ni juegos sucios. Sin embargo, no ayudará cuando los abogados se meten por el medio.

Adam Driver y Scarlett Johansson es una mezcla curiosa cuyo resultado ha sido magnífico. Sacados a la vez de su papel de criaturas poderosas (para decirlo de alguna manera) – Black Widow y Kylo Ren- de repente los vemos a los dos metidos en un drama familiar, en una película con un presupuesto de 19 millones de dólares – y no en una de más de 300 millones – en un contexto totalmente distinto. No es un dato importante el género del que vienen pero es cierto que resulta divertido que haya sido a la vez, por esto la mezcla es si más no curiosa y de lo más interesante.

Scarlett Johansson y Adam Driver, interpretaciones de diez

Para esta crítica de Marriage Story (2019) me limitaré únicamente a hablar de las interpretaciones de nuestros dos protagonistas (y una mención especial a Laura Dern, por supuesto) porque es realmente lo que vale la pena. Seamos sinceros: hay películas cuya trama no es nada del otro mundo pero son los actores y actrices que la hacen inolvidable. 

crítica marriage story

Pues Marriage Story es una de estas películas que logra todo esto: impecable, excepcional, casi perfecta. Scarlett Johansonn y Adam Driver son la película, la cual, por supuesto, no hubiera llegado a ser lo que es sin el guión tan bien trabajado: natural, inteligente y perfectamente integrado en la trama de la película, hecho a medida para cada uno de los personajes.

Volvemos a centrarnos en el casting: por un lado, Scarlett Johanson que por fin se va consolidando como una gran actriz capaz de comerse el género que le dé la gana. Y aquí lanzo la bomba pero la ceremonia de los Oscars 2020 debe reconocer la interpretación de Scarlett Johanson con el gran premio a mejor actriz. Y es que sería completamente merecido.

Por otro lado, Adam Driver, el actor que genera controversias ha llegado para callar bocas. Nunca antes habíamos visto a Adam Driver en un papel similar y la experiencia ha sido impactante. Brutal, a ver quien se atreve a decir ahora que no es un gran actor.

Como un amigo mío dice, un actor/actriz gana el Oscar por una escena concreta de la película. Y si en algo estamos de acuerdo todos, es que coincidimos en cuál es esta escena: la pareja, en el nuevo apartamento de Charlie, intentando arreglar los avances del divorcio después del primer juicio que ha sido trágico. Y empiezan los reproches, empieza el dolor, hasta que Charlie cruza la línea y ambos se desmoronan a la vez. Diez minutos en los cuales el espectador no puede ni respirar. Por este momento, ambos actores se merecen el Oscar, porque las interpretaciones son de once.

crítica marriage story

Sin embargo, hay que ser realistas y este año hay más competencia en la categoría a mejor actor: Joaquin Phoenix, el favorito, o bien Robert de Niro y otros grandes actores del Hollywood más convencional son candidatos con mucho potencial.

Conclusión

Después de esta crítica de Marriage Story, solo me queda recomendarla a todo el mundo. Una película dolorosa y amarga que, sin la magia ni la música de La La Land, comparte un final más o menos parecido sobre la lucha entre el amor y el trabajo de tus sueños, pero con un nuevo elemento por el medio: la familia ya hecha, el hijo, el matrimonio de tantos años. Marriage Story nos hace ver con nuevos ojos a dos grandes actores que, por fin, tienen la película que se merecían: un lugar donde lucirse y no reprimirse, donde ser protagonistas y dar todo su potencial como actores. De diez.

Si te ha gustado esta crítica de Marriage Story, no dudes en suscribirte a nuestro blog:

2 Comentarios

  1. Gracias por tu reseña, Iona. Para mí la película tiene varias lecturas más allá de su aparente sencillez. Es un retrato brutal de la fragilidad humana y coincido contigo en que las actuaciones son estelares, también las de secundarios de lujo como Alan Alda. El film tene mucho de Bergman y de la época en la que Woody Allen hacía maravillas como «Interiores». Bon any!!!

  2. Gracias IonaSalvadorRos por tu crítica tan certera,.. nunca me han gustado los abogados.. después de ver la peli… ya he pasado a nivel hater…como dices el momento «discusión» es memorable… gran película

Deja un comentario