Crítica de UNCUT GEMS, de Benny y Josh Safdie

crítica de uncut gems diamantes en bruto

Se generó un poco de polémica cuando ni Uncut Gems (Diamantes en Bruto en español) ni Adam Sandler recibieron ninguna nominación en los Oscars 2020, ya que muchos aseguraban que es el mejor papel que el actor ha hecho en su vida y que la película es frenética. Hoy os traigo la crítica de Uncut Gems y ya os adelanto que su inexistente reconocimiento por parte de la Academia… lo comparto.

Empezamos con la sinopsis: Howard Ratner (Adam Sandler) es el propietario de una joyería ubicada en el barrio de los diamantes de la ciudad de Nueva York que vende en exclusiva a ricos y famosos. Un día se produce un importante robo que le obliga a tener que afrontar una deuda económica que no está preparado para pagar.

La reinvención de Adam Sandler

Para comenzar la crítica de Uncut Gems, tenemos que hablar de Adam Sandler. Él es una parte positiva de la película, y es que es de valorar inmensamente cuando un actor lucha por desencajarse de un género concreto y, sobre todo, lo logra. Adam Sandler, protagonista estrella de comedias chorras, de la típica película de domingo de risa fácil y casposa, por fin encarna un nuevo rol: el de un adicto al juego y joyero exclusivo de Nueva York en esta película de género thriller. Se aleja, por primera vez, de la comedia en un papel protagonista.

Y lo hace realmente bien con sus pintas de rico hortera. Se ha criticado que Adam Sandler  no recibiera ninguna nominación como mejor actor este año pero supongo que todavía le falta demostrar que puede hacer más: quizás para la Academia sigue siendo un actor fácil y superficial, y Uncut Gems ha sido solo un experimento en su carrera. A mi personalmente me ha convencido en este nuevo género y es un aspecto a valorar de la película.

La otra cara del lujo

Realmente, Uncut Gems cuenta una historia prometedora que nos muestra la otra cara del lujo: la vida del rico que siempre está en riesgo, que su fortuna es inestable y que se mantiene viento en popa gracias a juegos turbios como las casas de apuestas o la venta de joyas a famosos exclusivos.

No es el empresario que tiene una multinacional o el traficante de drogas de turno. Es un negocio complicado que se mantiene vivo gracias a la avaricia sin límites de otros ricos, como es el caso de Kevin Garnett, el jugador de baloncesto obsesionado con una gema de colores que Howard ha traído de Nigeria. El problema que aquí se suma y que hacen de Uncut Gems una cinta todavía algo más especial y frenética es la ludopatía exagerada de Howard. Ya su negocio de entrada no es nada limpio que encima se mete a apostar como un loco en cada partido de baloncesto. Os podéis ir imaginando un poco la evolución de la historia.

crítica de uncut gems diamantes en bruto

Uncut Gems retrata a la perfección todos los trapos sucios que forman la vida de Howard y que se mantienen estables por un hilo muy delicado que cada vez se estrecha más. La película nos muestra la otra cara del lujo más sucio, y el ritmo desenfrenado y ansioso de las personas que lo viven como Howard. Es un nivel de vida que no podemos entender como personas ajenas a este mundo contaminado y adinerado: cuando tu propia mujer acepta que tengas otra novia y compartas con ella una doble vida en otro apartamento es que hay algo que funciona diferente a nuestras vidas.

Entonces… ¿Cuál es el problema de Uncut Gems?

Pues la dirección. Así te lo digo. Tenemos una idea buena y una interpretación notable pero la forma en cómo está contada la historia es deficiente. Los hermanos Safdie querían darle un rollo experimental y caótico a propósito, como modo de reflejar el desorden y la inestabilidad de Howard, pero no logran emplearlo bien: la película marea, es incómoda y difícil de entender. Pasan cuarenta minutos antes de comprender de qué va la historia y a qué se dedica Howard. La banda sonora no es para nada acertada y eclipsa los guiones la mayoría de veces. Hay diálogos y escenas de caos tan largas montadas a base de gritos que te duele la cabeza. Son algunos de los ejemplos que han hecho que la balanza se incline más hacia lo negativo que hacia lo positivo.

Si bien es cierto que pasada la primera hora luego la película rebaja su ritmo un poco (pero sigue en su línea), creo que el objetivo de los directores se ha ido un poco por las ramas. Está bien que la dirección sea coherente con la historia pero en Uncut Gems se ha desbordado y han creado una película rara e incómoda que personalmente no me ha convencido.

crítica de uncut gems diamantes en bruto

Conclusión

Termino esta crítica de Uncut Gems, pues, diciendo que los aspectos buenos de la película -Adam Sandler y su trama- quedan eclipsados por una dirección poco oportuna. Las sensaciones del espectador son de incomodidad y mareo, y aún así, logras ver la película hasta el final porque realmente es interesante lo que te enseñan. Simplemente considero que había otra manera mejor de hacerlo y entiendo que la Academia no haya reconocido la película en esta edición de los Oscars.

Si te ha gustado esta crítica de Uncut Gems, no dudes en suscribirte a nuestro blog:

Sé el primero en comentar

Deja un comentario