Crítica de JOKER (2019) de Todd Philips.

Hoy os traemos la crítica de Joker, una obra maestra del cine actual, protagonizada por Joaquin Phoenix.

Hacía tiempo que una película no llegaba con tantas expectativas. Antes de su estreno, los críticos ya hablaban del merecido Oscar a Joaquin Phoenix, y Joker se alzaba como una de las películas más controvertidas de los últimos años. Hoy os traemos la crítica de Joker, una obra maestra del cine actual que precisamente no hace reír, como su nombre apela, sino que te incomoda y te deja con el corazón encogido.

Si bien es cierto que es una película violenta, no exactamente del modo que nos han hecho creer: como bien comparte Michael Moore en su artículo, <<el miedo y los gritos alrededor de Joker son una artimaña, una distracción para que no miremos a la violencia real que está desgarrando a nuestros compañeros humanos>>. Son los de arriba quienes sufren con el Joker, con el miedo encima de que la sociedad de algún modo imite los pasos de Arthur Fleck. Y Joker nos ofrece una reflexión acerca del concepto de violencia espectacular.

Un riesgo superado

Empecemos con esta crítica de Joker por el principio: el protagonista. La película tenía un riesgo muy alto, y es que se trata de estos films que su éxito depende, al cien por cien, de la interpretación del protagonista. Ya hemos visto que las películas de este tipo que lo han logrado satisfactoriamente han visto la estatua de oro para su actor principal: Rami Malek como Freddy Mercury o Gary Oldman como Winston Churchill son los últimos ejemplos. Ahora era el turno de Joaquin Phoenix como Joker, con la diferencia de que se trata de un personaje ficticio pero, aun así, con una trayectoria marcada por otros Jokers como el de Heath Ledger, quien también se llevó el Oscar, y dejó el nivel muy alto.

Pero podemos respirar tranquilos: porque sí, porque Joaquin Phoenix es sinónimo de éxito con su brillante e histérica interpretación. Joker es él, y no podía hacerlo nadie más después de ver su actuación. Primer punto para la película.

Crítica de JOKER (2019)

Las influencias de Todd Philipps

Joker está llena de referencias de grandes clásicos del cine. Todd Philipps ha priorizado Hollywood que los cómics de superhéroe, y de algún modo, la película homenajea a esta industria.

A pesar de que no defendemos que el foco de Joker sea puramente político, es inevitable pensar en V de Vendetta con la revolución de clases, las máscaras y la glorificación del “villano” como el líder. Tampoco es sorprendente encontrar las referencias a Taxi Driver o El Rey de la Comedia, ambas de Scorsese y quien el mismo director ,Todd Philipps, ha dicho abiertamente que han sido una influencia en su carrera: Taxi Driver es la historia decadente del taxista Travis Bickle, quien decide romper con todo para transformarse en una persona más decidida pero también violenta. Y El Rey de la Comedia ha inspirado al personaje de Murray y el mundo de la comedia que refleja la película.

La salud mental es el otro pilar importante de la película. El plot twist con su vecina nos evoca al clásico El club de la lucha, pero sobre todo, lo que se plantea sobre las enfermedades mentales, puede que incluso sea un guiño a la novela de Ken Kesey, Alguien voló sobre el nido del cuco, adaptación protagonizada por Jack Nicholson. De una forma más literal, la película margina a los enfermos mentales, los aparta de la sociedad y no quieren que se involucren en ella. En Joker, Arthur Fleck es víctima también de una sociedad que margina a los que considera “locos”, recortando sus ayudas y sus oportunidades de inclusión. 

Joker, alejada de las películas de superhéroes.

A pesar de que Joker es un personaje clave en el universo de superhéroes de DC, parece que la intención de Todd Philips ha sido querer alejarse de este cine de entretenimiento. Primero de todo, el director ha optado por dejarse “inspirar” más por el propio cine que por los cómics de superhéroes, en una declaración de principios de que el Joker queda lejos del género y que no quería ser para nada una película de acción y efectos especiales.

Sin embargo, las referencias cinematográficas de Todd Philipps, como ya hemos visto, viajan en el tiempo y descartan cualquier cosa novedosa y mainstream de Hollywood: el Joker, de forma discreta, se posiciona como una película anti-superhéroes, como una alternativa al cine mainstream que este mismo año se ha llevado el record como película más taquillera de la historia – Avengers: Endgame.

La pregunta: ¿revolución voluntaria?

Seguimos con esta crítica de Joker volviendo a su historia. Muchos han establecido que el foco de Joker es, sin duda, político. Sin embargo, hay una pregunta interesante que lanzar: ¿Arthur Fleck empezó tal revolución intencionadamente? Si bien es cierto que el punto de inflexión -y probablemente, el mejor momento de la película- llega con el asesinato en directo de Murray (Robert de Niro), hasta este momento las intenciones de Arthur no quedan del todo claras, al igual que muchas otras cosas de la película (el padre de Arthur Fleck, por ejemplo).

Arthur Fleck es el producto de una sociedad marginada, una sociedad que da la espalda a los pobres y a los locos. Pues imagina un pobre-loco. Los primeros asesinatos de Arthur son espontáneos, sin un plan estratégico detrás para iniciar una revolución como V de Vendetta, pero será entonces cuando Joker tomará conciencia de lo que ha significado su acto violento para la sociedad. Arthur Fleck se encuentra, sin haberlo buscado, siendo el símbolo de una nueva revolución. 

Es difícil conocer las intenciones de Joker, porque se trata de uno de los personajes más complejos y completos del cine de los últimos años, y distinguir dónde termina su enfermedad mental y dónde empieza su afán de revolución. Sin embargo, hay cierta claridad en sus actos: decide matar a Randall, su compañero que lo ha traicionado y no le ha sido leal, pero deja marchar a su amigo Gary porque “siempre ha sido bueno con él”.

Mientras sus asesinatos empiezan como algo más personal – en defensa propia con los tres jóvenes o su círculo de compañeros – poco a poco va evolucionando, para finalmente llevarnos al acto final con la muerte de Murray, la estrella de Gotham que simboliza el entretenimiento de las clases altas. La muerte de Murray no es personal, a pesar de que el presentador lo humilló en su show.

Crítica de JOKER (2019)

En el live show, Arthur Fleck despierta y, probablemente, por primera vez, siente que tiene el control sobre su vida. Después de la muerte provocada de su madre, Joker llega a un punto de inflexión sobre su vida y lo que esta significa. Ya no le importa confesar que fue él quien mató a los tres hombres, ni asesinar al presentador en directo. Joker pasa a ser el símbolo de la revolución de Gotham.

La construcción del villano

Otro de los motivos por los que Joker ha sido, probablemente, uno de los mejores spin off de todos los tiempos, es porque indaga en la construcción del villano y nos han presentado a uno de los personajes más complejos de los últimos años. Desde hace poco años, es cierto que las películas han puesto mucho más esfuerzo en mostrarnos un villano completo: ¿por qué es malo? ¿por qué hace lo que hace? ¿cuáles son sus motivaciones? Sin embargo, estas preguntas a veces quedan resueltas de un forma demasiado superficial y nunca conocemos la historia completa detrás del villano. Por este motivo, lo consideramos el villano, porque no lo entendemos.

En el terreno de los superhéroes, una nueva presentación del “malo de la película” fue, por ejemplo, la de Thanos. Más allá de ser malo por querer ser el mejor y tener todo el poder del mundo, se nos mostró que la motivación de Thanos era mucho más profunda. Por este motivo, Thanos es un villano que gusta y que divide a los espectadores. ¿Hasta qué punto era malo Thanos?

Con Joker, pues, pasa algo similar pero llevado todavía más el extremo: tenemos toda una película para conocerlo al cien por cien, destapar todas sus capas y ver qué hay debajo de esta sonrisa siniestra. El espectador logra empatizar de una manera brutal con Joker, y a pesar de que sea el “malo” de Batman, en esta película la mayoría nos hemos posicionado a favor de Arthur Fleck. Hemos sentido lástima, mucha lástima: hemos vivido sus humillaciones y nos hemos sentido culpables por haber tratado a alguien mal alguna vez. Entonces es cuando te lo paras a pensar y dices: los malos no son tan malos. Siempre es importante conocer qué los ha traído aquí.

Conclusión

Para finalizar esta crítica de Joker, solo podemos decir que, sin duda, será de aquellas películas que pasarán a la historia y que todos recordaremos la brillante actuación de Joaquin Phoenix. Una película que da pie a la reflexión, porque la trama se puede extrapolar perfectamente a nuestra sociedad actual, y que nos hace pensar sobre el concepto de violencia desde varias perspectivas: ¿qué es, pues, la violencia? ¿Matar a aquel que contribuye no solo a la marginación sino a la humillación de la clase más pobre? ¿O es violencia recortar el presupuesto para atender a personas con necesidad? Esta controversia, el miedo que ha generado a los de arriba, es la que sobre todo pasará a la historia.

Sin embargo, nadie sabe actuar de forma perfecta: cuando Joker se ríe, con su risa histérica, en el metro o en el show de monólogos, sentimos vergüenza ajena y una voz interior desea que pare. Independientemente de nuestra clase y de nuestro poder. Pero lo que hacemos después de este breve pensamiento es lo que marca la diferencia.

Como apunte final, solo queda mencionar que toda la trama queda perfectamente integrada en una fotografía y banda sonora espectacular. Quizás Todd Philipps peca de querer forzar un poco la aparición del Joker en todo tipo de situaciones (en el espejo, en la ventana, etc), y así contribuir todavía más a una experiencia visual, pero tranquilo Todd, Joker es Joker y no necesita excesos.

(Muchos aplausos)

Crítica de JOKER (2019)

Si te ha gustado esta crítica de Joker (2019), no dudes en suscribirte a nuestro blog:

4 Comentarios

  1. ¡Fantástica y profunda reseña, Iona, muchas gracias! Por cierto, me dice la payasa Eva Permanyer que originalmente el personaje de Joker está inspirado en el protagonista de «El hombre que ríe», una novela tristísima y poco conocida de Victor Hugo.

  2. Excelente crítica, Iona! Acabo de salir del cine y estoy consternado. Para mí es una obra maestra en mayúsculas. Creo que esta película se convertirá en un clásico. Sin duda, lo mejor, la interpretación del protagonista. Una película si un solo pero. 😊😊

Deja un comentario