Crítica de ÉRASE UNA VEZ EN HOLLYWOOD de Quentin Tarantino: a ver cómo te lo cuento…

Crítica de ÉRASE UNA VEZ EN HOLLYWOOD de Quentin Tarantino

Hoy os traemos la crítica de ÉRASE UNA VEZ EN HOLLYWOOD (Once upon a time in Hollywood), lo nuevo del aclamado director Quentin Tarantino.

Querido diario:

El otro día estaba muy contento porque, por primera vez, mi amigo del cole Quin me invitó a ir a su casa. No he ido nunca a jugar allí, vivimos cerca y solemos quedar directamente en el parque, cada uno baja con sus juguetes favoritos. Quin siempre se inventa unas historias increíbles; a veces jugamos a ser ladrones, vaqueros o soldados. Corremos unas aventuras estupendas.

Como decía, el otro día por primera vez subimos a jugar a su cuarto. Alucinaba. Me enseñó un montón de pósteres antiguos, vinilos, cromos… una auténtica pasada. Estuvimos un montón de rato allí; él no paraba de hablar, de enseñarme muy emocionado sus muñecos (yo sólo llevé a mi muñeco chino y de primeras se río de él -y eso que siempre le había gustado-), sus álbumes, sus recortes… Me gustaban de verdad y me gustaba oírle hablar de ellos con tanto entusiasmo, pero al cabo de un rato comencé a aburrirme un poco y ya sólo quería bajar a jugar al parque como los otros días. Echaba de menos las aventuras inventadas de siempre, pero esta vez sólo quería contarme sus cosas y enseñarme su cuarto, y a mí me daba apuro interrumpirle y pedirle bajar a jugar.

Crítica de ÉRASE UNA VEZ EN... HOLLYWOOD de Quentin Tarantino

De camino a su habitación me presentó a sus padres, que llevaban gafas de pasta y comentaban en el salón muy estirados mientras tomaban té cosas como: ‘… en su incesante esfuerzo por reinventar los géneros, explora como nunca el metalenguaje cinematográfico y, pese a no romper en ningún momento la cuarta pared, disecciona con acierto con las vísceras y recursos actorales’.  Al principio también estaba su abuelo Patxi, pero ése como si no estuviera, dijo un par de cosas que nadie entendió y se marchó fuera a dar un paseo. No volvió.

A media tarde también subieron a jugar dos primos suyos, Leo y Pit. A los dos ya les había visto de vez en cuando por el parque. Leo no me cae demasiado bien. Es buen chaval y se esfuerza mucho por jugar con nosotros, es verdad, hace todo lo que le decimos, pero en el fondo es como si prefiriese estar en otro sitio y se le nota. Hace unos años nos inventamos un juego de vaqueros y se lo pasó mucho mejor el poco rato que estuvo que toda aquella tarde. Pit mola más, cuando está él se nota bastante. Lo peor de Pit es que siempre hace lo mismo, siempre se pide al mejor pirata o vaquero y siempre hace las mismas cosas, tiene que ser el protagonista…, y es un poco pesado. 

Crítica de ÉRASE UNA VEZ EN...HOLLYWOOD de Quentin Tarantino

Por otro lado, en el cole había oído hablar que a su familia le había pasado algo muy gordo, que antes eran muy felices, siempre con flores y velas, y que debió sucederle algo a una prima lejana o algo así y que a partir de entonces su familia ya no volvió a ser la misma. Yo también esperaba aquella tarde en su casa enterarme bien de lo que había pasado, ver si Quin me lo contaba. Hubo un momento en que dejó los pósteres y empezó a contar algo, parecía que la cosa se pondría interesante, pero al final tampoco hubo manera. 

Crítica de ÉRASE UNA VEZ EN...HOLLYWOOD de Quentin Tarantino

Quin no dejó jugar a nadie esa tarde, no se inventó ninguna aventura para que participásemos todos, sólo se tiró todo el rato enseñándonos cosas: movía sus muñecos, ponía música, cambiamos cromos. No fue una mala tarde, pero se hizo larga. Yo esperaba que saliésemos a correr por las vías del tren, a subirnos por los bancos e imaginarnos que nos disparaban o que asaltábamos alguna diligencia, como habíamos hecho siempre, pero todo quedó en juguetes, viejos vinilos y pósteres.

Si te ha gustado esta crítica de ÉRASE UNA VEZ EN HOLLYWOOD de Quentin Tarantino, no dudes en suscribirte a nuestro blog:

1 Trackback / Pingback

  1. Crítica de la temporada 2 de MINDHUNTER | The Lord of the books

Deja un comentario