Reseña RETRAT DE SHUNKIN de Junichirô Tanizaki: de nuevo, belleza y crueldad en la literatura japonesa.

El otro día en el post la editorial del mes, os hablaba de la nueva colección de Viena Edicions: Petits Plaers (o Pequeños Placeres publicados por Ediciones Invisible). Se trata de un nuevo proyecto que ha seleccionado grandes clásicos de la literatura que sean lo suficientemente breves para leer en uno o dos días. Hoy os traigo la reseña de RETRAT DE SHUNKIN de Junichirô Tanizaki (también podéis encontrarlo en castellano) y traducido por Albert Nolla.

En cumplir nueve años, la pequeña Shunkin, una niña rica y malcriada, se queda ciega, por la cual cosa el futuro espléndido que le auguraban como dama de la alta sociedad desaparece de repente. Como a reacción, se vuelve todavía más caprichosa y solo permite que un criado le sirva, Sasuke, quien se desvive para complacerla. Para ella, su único consuelo es la música, y Sasuke, con tal de sentirse más cerca de ella, decide aprender el shamisen, el instrumento que ella domina. Desde entonces, su relación evolucionará de una manera imprevisible.

El relato oral

La tradición literaria de los japoneses nunca ha incluido hacer novelas de larga extensión: todo eran cuentos breves y haikus, y no fue hasta la época que se abrieron a occidente que figuras como Tanizaki se arriesgaron a escribir más páginas. Aunque el Retrat de Shunkin tiene solo 120 páginas, estaba considerada una larga novela y uno de los grandes clásicos de la literatura japonesa.

A pesar de su «larga extensión» (siempre en comparación al resto de relatos japoneses), el estilo sigue siendo muy oral. Es la magia de la literatura japonesa más tradicional: se aleja de un estilo literario y nos presentan relatos que podrían compartirse en una noche alrededor de una hoguera. Orden cronológico, sin uso extenso de recursos lingüísticos, el narrador en un segundo plano (se limita a contar la historia, pocas veces da su opinión) y casi nunca conoceremos los pensamientos de los personajes, solo sus acciones.

El estilo de Tanizaki me ha recordado muchísimo al de Kyoka, un autor que también ha publicado Viena Edicions. La presencia de este estilo puramente oral es una característica destacada de la literatura japonesa. Podéis leer la reseña de El Monjo del Mont Koya, donde insisto con esta oda al relato oral.

Temas recurrentes: la belleza y la crueldad.

La tradición literaria japonesa destaca por la presencia constante de ciertos temas: la belleza y la vejez, el paso del tiempo, la decadencia. En muchas obras de la literatura japonesa encontraremos una figura femenina que representa la belleza y la acción de un hombre que reaccionará frente a esta; en el Retrato de Shunkin está claro que la figura femenina es la propia Shunkin y el personaje masculino Sasuke.

Autores que se consolidaron posteriormente como Kawabata o Mishima mantendrán los temas pilares pero empezarán a abandonar el relato oral. El estilo literario se vuelve mucho más literario y poético.

Adaptación cinematográfica de Retrat de Shunkin: Shunkinsho
Adaptación cinematográfica de Retrat de Shunkin: Shunkinsho

La belleza y el paso del tiempo, la decadencia y la muerte, son temas importantes en la literatura japonesa, pero a diferencia de otras culturas, la japonesa nos los presenta desde su perspectiva más cruel: en este caso, se asocia la belleza de Shunkin con la crueldad y el menosprecio, se alaba su perfecto físico hasta el punto de ser lo único realmente importante en su vida. Mientras que la belleza tendría que ser algo positivo y agradable de sentir, aquí se nos presenta con una carga mucho más pesimista. Os recomiendo leer mi publicación sobre la obra de Kawabata, donde profundizó un poco más sobre el tratamiento de la belleza y el paso del tiempo en la literatura japonesa.

El compromiso y la fidelidad de Sasuke por Shunkin se nos intenta presentar como un acto de amor, hasta heroico, pero en realidad se trata de un acto de crueldad y sumisión que ciega -en su sentido más literal- de objetividad al sirviente. La relación final entre ambos, aunque aparentemente se presente idílica, no es más que el retrato que combina miedo, crueldad, amor y sumisión.

Conclusión

El Retrat de Shunkin es una novela breve que no solo te acerca a la tradición literaria japonesa, sino también a su mentalidad acerca ciertos conceptos como la belleza. Es perfecta para descubrir un clásico universal japonés y conocer los pilares sobre los cuales se ha basado el resto de su literatura.

Si te ha gustado la reseña de Retrat de Shunkin y deseas comprar el libro, puedes hacerlo a través del siguiente enlace:

Retrat de Shunkin: 2 (Petits Plaers)

Retrato de Shunkin (Libros del Tiempo)

No olvides dejar tu valoración 🙂

0 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 50 votos, promedio: 0,00 de 5 (0 votos, promedio: 0,00 de 5, valorado)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario