Reseña de LENA Y KARL de Mo Daviau

Lena y Karl de Mo Daviau

Si pudieras viajar al pasado para ver un concierto de rock, ¿cuál elegirías? En este post compartimos la reseña de Lena y Karl, el nuevo libro del catálogo de Blackie Books. La novela de Mo Daviau ha sido la elegida de junio para la caja de suscripción Bookish.

Sinopsis

Los mejores años de Karl parecen lejos. En su día tocó con una banda de culto de indie-rock, pero hoy ve pasar la vida desde sus cuarenta años y desde detrás de la barra de su pub. Cuando descubre un agujero de gusano en el armario de su habitación que le permite viajar en el tiempo, de repente ni la edad ni el tiempo importan. Decide, con un amigo, montar el negocio definitivo: los clientes podrán viajar al pasado para ver su concierto favorito.

Hasta que un día, Karl envía por error a su amigo al año 980 en lugar de a 1980… y no puede traerlo de vuelta. Para rescatarlo, Karl contacta con Lena, una astrofísica que siempre viste camisetas de grupos. Con ella volverá a los mejores conciertos de su vida, y descubrirá que por mucho que cambie el pasado, y aunque lo ponga patas arriba, su futuro parece empeñado en acercarle a Lena. ¿Pueden todos tus yos pasados confabular para reunirte con tu alma gemela.

Libro Lena y Karl con un poster de Kurt Cabain y una taza de café.

Empezamos con la reseña de Lena y Karl.

Lena y Karl, dos grandes personajes

La novela de Mo Daviau arranca muy fuerte y nos sumerge en una historia donde la originalidad, el humor y la música de los años 70-80 mandan. Todos los personajes son únicos y se alejan de cualquier intento de idealizarlos: los personajes de Mo Daviau son personas fracasadas, traumatizadas, inseguras, y aun así, la autora saca lo mejor de ellas a través del humor. Diálogos creativos con los cuales es fácil simpatizar con los personajes. Grandes Lena y Karl.

Hay dos partes claras en la novela, aunque no estén estrictamente marcadas: una primera parte, donde se nos presenta el problema del amigo perdido por el pasado y es justo cuando Karl y Lena se conocen. Viviremos los inicios de su relación, sus primeras aventuras, sus sentimientos emergentes… Una primera parte realmente divertida. Se irán juntos de conciertos y seremos testigos del inicio de una relación casi adolescente -aunque ellos ya pasan los 35. Todo esto marcado por un camino lleno de originalidad, donde los viajes en el tiempo parecen normalizarse y forman parte de su rutina de cada día. Hasta aquí, la novela es muy divertida y cumple bien con las expectativas.

Ecos de The Butterfly Effect y Eternal Sunshine of the Spotless Mind

La segunda parte olvida la misión principal, que es salvar el amigo del año 980 y disfrutar de los conciertos de rock, y da un giro que a mi no me ha convencido. Karl y Lena cambiarán cosas del pasado para intentar mejorar el futuro: hablamos sobre todo de Lena, cuya vida ha estado protagonizada por varios traumas, y al evitar ciertas situaciones, el futuro tendrá un resultado diferente.

Es imposible evocar la película The butterfly effect, con la cual comparte un argumento similar. Cuando Evan (Ashton Kutcher) modifica algo de su pasado, el futuro de Kaileigh (Amy Smart) es diferente. Pero hay algo que Evan siempre desea: formar parte del nuevo presente de Kayleigh. Pero, ¿es siempre posible?

También es fácil encontrar referencias de la película Eternal Sunshine of the Spotless Mind, por este intento por parte de Karl de formar parte de todos los futuros de Lena, mientras que ella tiene que pararle los pies. La relación entre ambos es fantástica y Lena comparte muchas similitudes con Clementine.

Esta segunda parte, pues, cuya trama tenía mucho potencial, a veces me ha resultado demasiado confuso entender dónde estamos en este momento: en qué presente, en qué futuro. A partir de aquí, la novela pierde un poco la magia del principio y el desarrollo de esta segunda trama no me ha convencido. Quizás es porque Lena y Karl ya no aparecen tan juntos, y creo que el pilar fuerte de la novela es la relación entre ambos y sus diálogos absurdos de adolescentes.

Conclusión

Después de esta reseña de Lena y Karl, puedo decir que es una novela que recomiendo para hacer una pausa entre libros más densos. Es entretenida, divertida y llena de originalidad. A pesar de que no me han convencido las últimas cien páginas, no es para nada una pérdida de tiempo leerla. Espero verla próximamente en la gran pantalla porque, si algo tiene esta novela, es potencial cinematográfico.

Puedes comprar aquí el libro de Lena y Karl de Mo Daviau

Sé el primero en comentar

Deja un comentario