Crítica SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA (spoiler alert)

Crítica de SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA

Spider-man: far from home se estrenaba este pasado viernes con mucho hyppe entre los marvelitas. Después de End Game, la película de Spider-man era la continuación más deseada: ¿cómo está Peter Parker después de la muerte de Iron Man? ¿Cuál es el futuro de los Avengers que quedan? ¿Alguna pista? Con una promoción mundial brutal y el shippeo amistoso que ha nacido entre Tom Holland y Jake Gyllenhall, las expectativas estaban muy pero que muy altas. Además, las críticas apuntaban positivamente. ¿Resultado? Una decepción, una película sin ningún tipo de sentido, que se gana el aprobado sobre todo por volver a ver caras conocidas como las de Peter Parker, Happy o «Nick Fury» (ya entendéis las comillas). Y me sorprenden muchísimo las reviews positivas porque no lo entiendo.

Partimos de la base que el argumento de la película deja mucho que desear: un Peter Parker de instituto mucho menos gracioso y simpático, enamorado de MJ, un amor que, aunque se dieron pistas en la anterior película, nunca había sido tan evidente y toma demasiada importancia en la película (quizás es por el protagonismo que ha ganado la actriz Zendaya en el último año…). Parece que este es el motivo principal por el cual Peter Parker quiere alejarse de su vida de superhéroe.

Entre bromas demasiado fáciles de adolescentes, conocemos a Mysterio, con quien Peter establece una relación íntima poco creíble, y en quien deposita toda su confianza en un abrir y cerrar de ojos. A partir de aquí, descubrimos la verdad identidad del nuevo superhéroe que prometía ser la gran incorporación al UCM, con un argumento de villano de lo más casposo: que quiere ser el líder de los Avengers, dice. Es eso que vemos siempre en las películas de querer poder solo por la fama.

Spider-man con MJ
Crítica de SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA

En esta crítica de Spider-man: lejos de casa vamos a analizar cada aspecto de la película que han contribuido a que mi opinión final sea negativa.

El legado de Iron Man

El opening con Whitney Houston y el powerpoint con Comic Sans en homenaje a Iron Man no me convenció. Todos esperábamos ver cómo seguía la vida de Peter Parker después de la muerte de Tony Stark, y sí, lo vemos ralladísimo con la vida, pero nada más: el espectador buscaba emoción, del mismo modo que en End Game todo el cine aplaudió cuando Peter Parker volvió a la vida o lloró cuando Spiderman se despedía de Tony Stark. Peter Parker es un personaje mucho más plano en esta película, y las referencias a Iron Man no son para nada emotivas. Lo único que se salva es la conversación entre Peter y Happy en el avión, pero esta película que prometía ser un «homenaje» a Iron Man se queda a medias.

La relación entre Peter y Tony era perfecta, y tengo la sensación de que está película no ha sabido mostrar el dolor que el joven Spider-man albergaba en su interior. ¿Por qué no quiere ahora salvar el mundo? No lo disfraces con una historia de amor y cuéntalo bien. Deja que Peter Parker conecte mejor con el espectador.

El potencial de Jake Gyllenhaal queda en nada

La promesa de esta nueva entrega era la incorporación de Jake Gyllenhaal como Mysterio. Cuentas con un autor de esta talla en el repato y su papel en la película es bastante ridículo. No sacas el potencial que Jake Gyllenhaal tiene. Si hay algo en lo que todos estamos de acuerdo es que el plot twist de que Mysterio es el malo, nos pilló realmente por sorpresa como tenía que ser. Bueno, como tenía que ser no, porque todos esperábamos que precisamente el plot twist fuera que Mysterio fuera «bueno», al contrario que en los cómics originales.

En el momento que se descubre la verdad de este personaje, pensé que venía la película «de verdad», que nos dejábamos de tonterías con tanto hologramas y bromas teenagers, y estaba dispuesta a darle una segunda oportunidad merecida. Pero no: Mysterio es un personaje muy plano, con una ambición casposa de ser el nuevo Iron Man simplemente por la fama. Un argumento muy repetitivo en las películas: el malo que quiere poder simplemente para ser poderoso, aunque intente autoengañarse creyendo que es lo mejor para todos.

Mysterio y Peter Parker.
Crítica de SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA

Jake Gyllenhaal, cuyo actor tiene todo el potencial para hacer de villano, por ejemplo como hace de loco en Nightcrawler, parece reprimido en esta película. Y no, no consigue ser malo: parece tan básico, tan…tonto. La culpa no es suya: el guión y el argumento en si no dan mucho juego, la verdad.

Todos deseábamos ver a Mysterio y de nuevo, nos encontramos con un personaje plano (problema importante en esta película con todo el reparto) que no logra intimidar a nadie ni imponer ningún tipo de respeto. Siempre opino que el malo de la película tiene que estar al mismo nivel que el protagonista «bueno», sobre todo en películas de acción y fantásticas, para crear un conflicto impactante donde el espectador sienta tensión e inquietud. En Spider-man: lejos de casa, no existe un villano como tal y por lo tanto, rompes el esquema narrativo básico de una película de superhéroes.

¿Película de superhéroes sin batalla?

Ya que el villano es bastante ridículo, al menos dame un poco de acción y una gran batalla entre ambos superhéroes. Pero lo único que tendremos son los hologramas de los drones. Y finalmente, el enfrentamiento entre Mysterio y Peter Parker que dura cuestión de segundos. Ninguna batalla épica: todo el presupuesto se gastó con los «Elementales» y las falsas luchas. Resumen: una película de superhéroes sin un villano y una batalla final dignos.

Spider-man en acción.
Crítica de SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA
Spider-Man in Columbia Pictures’ SPIDER-MAN: ™ FAR FROM HOME

Aunque tranquilos, no todo es negativo en esta crítica de Spider-man: lejos de casa. Muchas partes de la película son un gran espectáculo visual y eso es algo que el espectador agradece. La confusión y el agobio que uno siente cuando Peter Parker está perdido entre tantos hologramas, por ejemplo, es impresionante. No hay quejas por esta parte.

El sentido de la película

Cuando estaban pasando los créditos, pensé «ni Nick Fury ha estado a la altura de la película». Y luego se destapa que ni el propio Nick Fury ha sido real: todo una broma, un juego. Claro que si Nick Fury hubiera estado allí, todo lo sucedido ni habría ocurrido porque lo hubiera calado desde el principio. Entonces, no termino de entender el sentido, el mensaje final de esta película: ¿qué se ha conseguido? ¿qué ha cambiado?

La escena post-créditos, en la cual se acusa a Peter Parker de ser el «malo» y se desvela su identidad me parece interesante, aunque un recurso fácil y predecible. Habrá que ver cómo se desarrolla la trama en la siguiente entrega después de esta «trampa» que le han pegado al espectador.

Conclusión

Cualquier marvelita tiene que ver Spider-man: lejos de casa, a pesar de mi crítica. Es un must del UCM, sea buena o no. Si hemos sobrevivido a Iron Man 3 o El increíble Hulk, Spider-man entrará bien porque no está a un nivel tan bajo tampoco.

En resumen, ha faltado profundidad en todos los personajes, sobre todo en el nuevo villano -Mysterio- con quien habían creado altas expectativas. Más acción y menos bromas de instituto, que están bien, pero si se sabe equilibrar la balanza. Ha faltado un Peter Parker más emocionado, en todos sus sentidos, aunque como ha pasado con Mysterio o Nick Fury, la culpa está en el guión y la trama: demasiado plana, básica y hasta incoherente. Como bien he dicho al principio, es agradable volver a ver caras nuevas después del trauma de End Game. Solo por este motivo hay que ir a verla, para recordar «viejos tiempos».

Espero que mi crítica de Spider-man: lejos de casa no os haya asustado: culpo a End Game de mis expectativas en cuanto a las películas de Marvel. Bueno, a eso y a la brutal promoción que han hecho. Porque me he visto todas las entrevistas de Tom Holland y Jake Gyllenhaad juntos, y me duele ver a este duo en la película sin la química que tienen en la vida real.

Puntuación: 6.5/10

1 Trackback / Pingback

  1. Crítica de EL REY LEÓN (2019) | The Lord of the books

Deja un comentario