Críticas de películas y series INICIO

Crítica de UNICORN STORE de Brie Larson: ¿qué hay detrás de tanto brilli-brilli?

Netflix ha incoropado recientemente la película dirigida y protagonizada por Brie Larson, Unicorn Store (2017), actualmente conocida por su papel de Capitana Marvel y ganadora de un Oscar por The Room. La película, una adaptación de la novela de Samantha McIntyre, se estrenó hace dos años en el Festival de Cinema de Toronto pero ha sido ahora que la gran plataforma la ha llevado a su bando.

Unicorn Store, a grosso modo, se trata de una película realmente divertida que, a pesar de algunas irregularidades, mantiene un ritmo perfecto, entretiene al espectador en un ambiente con escenografía y personajes casi surrealistas. Todo está cuidado al más mínimo detalle, con una fotografía excepcional de esas que resultan muy agradables a la vista del espectador. Nada mal para un debut como directora. La recomiendo para echarse unas risas y disfrutar una vez más del dúo dinámico Brie Larson-Samuel L. Jackson.

Sinopsis:

Kit es una joven que, tras tener que regresar a vivir con sus padres, recibe una misteriosa invitación de una tienda de unicornios. Desde pequeña ha vivido obsesionada con estas criaturas mágicas y todo lo que pueda asociarse a ellas: colores, purpurina, fantasía. Kit tendrá que poner a prueba su madurez a lo largo de la película.

Brie Larson y Samuel L. Jackson, las estrellas de la película.

Una película con una trama sencilla siempre es bien compensada si cuentas con grandes protagonistas. En este caso, nos encontramos con Brie Larson que encarna a Kit, una joven muy inmadura que llega a cuestionar al espectador su locura. Por otra parte, Samuel L. Jackson juega un su papel similar al que desempeña en Kingsman: un personaje excéntrico, surrealista, very extra, como él bien sabe hacerlo. La química entre ambos actores es fácilmente perceptible y sin duda, las mejores escenas nos las regalan sus encuentros (bueno, y el momento de la reunión-musical. No puedo decir nada más). Qué genial verlos juntos otra vez después de Capitana Marvel.

Sin duda, Brie Larson se encuentra en su momento más álgido como actriz. Ha demostrado ser una artista polifacética, capaz de hacer dramas, comedias y ahora de superheroína. Seguro que la veremos brillar en muchas más ocasiones.

Sobre la historia

Empieza la película y no sabes bien lo que está pasando, pero de una manera agradable para el espectador: se avecinan sorpresas entre tanto brilli-brilli y estás ansioso por conocer la historia detrás de Kit. Tenemos una protagonista muy potente que nos confunde a todo momento porque cuesta de calar: ¿Cuál es su rollo? ¿Qué le pasa exactamente?

Kit está algo loca, esta es la sensación que nos da. Una mujer que no ha sabido crecer, deshacerse de su infancia. También el escenario es casi surrealista y juega precisamente a alimentar este pensamiento sobre la protagonista: Kit a veces duerme encima de una cinta de correr y hay referencias de unicornio por toda la casa, por ejemplo. Aunque tampoco sus compañeros de película son muy normales: unos padres frikis que hacen de monitores de campamento, un jefe raro con tendencia acosadora. Entiendes poco pero mola. Es muy divertido el conjunto. 

(Y a partir de aquí, si no has visto la película, te recomiendo que dejes de leer. Porque aunque solo es un párrafo más, entro en detalle con el final de la película.)

Cuando empieza la trama de la Tienda del Unicornio y su desesperación por superar las pruebas, te planteas seriamente la salud mental de Kit. Crees que todo lo que ve está en su imaginación y que el plot twist final será que Kit sufre de esquizofrenia o alguna enfermedad mental. Sin embargo, vemos que la tienda de unicornios existe de verdad, igual que sus criaturas, y el giro inesperado es precisamente este: que el espectador queda como un tonto porque tenía claro que los unicornios no podían existir. De todos modos, lo que importa es la decisión final que toma Kit respecto a su futuro. Finalmente escogerá decir adiós a su infancia y empezar una nueva etapa junto a su pareja, quien en parte la ha ayudado a abrir los ojos. No es un mal final en la línea de lo surrealista que ha sido toda la película -dejar que los unicornios existan- aunque personalmente me ha faltado un poco más de moraleja, de profundidad emocional.

Recomendable para ver un domingo por la tarde y pasar un buen rato. Película más que correcta, divertida, inusual y original, pero sobretodo, con un casting excepcional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.