reseña el buscón en las indias

Reseña EL BUSCÓN EN LAS INDIAS, de Juanjo Guarnido y Alain Ayroles.

Reseña de la novela gráfica El Buscón en las Indias, de Juanjo Guarnido y Alain Ayroles: picaresca ilustrada.

Hay obras que despiden, transpiran cierta aura de grandeza, y todo el mundo implicado lo siente así. Los editores apuestan por darle empaque y una portada espectacular; los aficionados lo buscan, se informan sobre ediciones especiales… Es como una vibración. Algo gordo se ha movido y ha sacudido las columnas del noveno arte.

Todos conteníamos la respiración para ver el nuevo y magistral dibujo del granadino Juanjo Guarnido, esa gran figura que pretende arrebatarnos Francia (como ha pasado históricamente con nuestro talento cultural, por poner ellos los medios y apuestas que aquí se negaban), sobre todo tras mi adorada saga noir de Blacksad, con Díaz Canales. Sus fantásticos dejes de expresividad Disney iban a ser puestos al servicio unos personajes históricos y una trama adulta, esta vez a cargo del guionista galo Ayroles, (‘De capa y colmillos’), ambos por tanto recién salidos de guiones con animales antropomorfos. 

Aquí se coge como pista de despegue la picaresca del Buscón de Quevedo para plantear una fantástica continuación planeando por todo el Siglo de Oro, la Conquista de las Américas, la leyenda de El Dorado, el arte de Velázquez o la monarquía de Felipe IV. Toda una oda dedicada a la lealtad inquebrantable, devota y fiel… a la supervivencia propia.

Dividido en tres capítulos y con recursos narrativos como la introducción en flashback para devolver luego la acción a tiempo real; o los distintos puntos de vista de una misma historia pero sin dejar de avanzar en detalles (tipo La doncella’ de Park Chan-Wook), contiene giros y penurias por la supervivencia a lo ‘Cadena perpetua’ que harán sólido el caparazón del transporte, sosteniendo con seguridad y atando con cinturón al lector.

Reseña el buscón en las indias norma editorial

El dibujo es sin duda el motor del viaje. Transporta, en todo el sentido del término. Con detalle cuando es necesario y en otras con apenas unos trazos simples que no restan en modo alguno expresividad ni composición. Toques intencionados de boceto; color a veces minucioso y otras maravillosamente desdeñado, dotan al conjunto de una gran personalidad. La anatomía, la gestualidad de personajes; la perspectiva y el encuadre de la viñeta… es todo magistral como no podía esperarse otra cosa viniendo de Guarnido.

Y ante una obra tan magna, las ediciones de Norma Editorial han sido conscientes de la importancia del material que manejaban.

– Se acaba de lanzar una primera edición de 160 páginas, formato grande y tapa dura y cuya primera tirada contará con una lámina de regalo de esa magnífica portada al estilo óleo clásico.

– La edición de lujo que se retrasa hasta el 13 de diciembre y contará, además del estuche de lujo y la lámina, con un segundo volumen en blanco y negro con ilustraciones inéditas. 

En definitiva, estamos ante el acontecimiento más importante, puede que en años, para el cómic de nuestro país (aunque sea ‘fran-coproducida’). Un paseo pícaro y aventurero sobre nuestro cénit histórico, sin casarse con nadie y con unos recursos narrativos y giros de guion muy apreciables. Todo encuadrado en unas viñetas de dibujo deslumbrante, expresivo y evocador. Un auténtico viaje que hace de esta obra un acontecimiento verdaderamente histórico.

Si te ha gustado esta reseña de El Buscón en las Indias, no olvides suscribirte a nuestro blog.


También puede gustarte...

Deja un comentario