Reseña de LEJOS DEL MUNDANAL RUIDO de Thomas Hardy

Reseña de LEJOS DEL MUNDANAL RUIDO

Cuando Thomas Hardy publicó LEJOS DEL MUNDANAL RUIDO, su cuarta novela, lo hizo, en un primer momento, de forma anónima, mediante entregas mensuales en el periódico. Era todavía, un escritor poco conocido, y con esta obra empezó a granjearse poco a poco la fama de gran escritor, algo avezado para su tiempo. De hecho, con posterioridad a esta novela, con ocasión de la publicación de otras como JUDE EL OSCURO, fue perseguido y cruelmente censurado.

El libro se centra en la vida de Bathseva Everdeene, una mujer joven e independiente, que no quiere que nadie la domestique, y a la que no le importaría ser la novia y celebrar una boda si pudiese hacerlo sin tener un marido, recibe en herencia la granja de su tío. Pese a los prejuicios misóginos de la época, empieza a dirigir la granja. “Que nadie piense que porque soy mujer no entiendo la diferencia entre los tejemanejes y lo que está bien”, aseverará a sus trabajadores. Al poco, tres hombres rondarán su corazón. Gabriel Oak, un antiguo pastor, desafortunado pero leal; el hacendado Bolwwod, capaz del amor más intenso; y Francis Troy, el soldado, apuesto y conquistador.

Reseña de LEJOS DEL MUNDANAL RUIDO de Thomas Hardy
El libro fue traído a la gran pantalla en una película dirigida por Thomas Vinterbeg (2015)

Libro de corte clásico, se trata de una obra repleta de escenas rurales, pero también de frases, imágenes y escenas capaces de quedarse en la memoria del lector. Valga como ejemplo aquellas frases que el autor pone en boca de Troy: “no me gusta hablar de moral ni de religión… ni de la mía ni de la de nadie. Aunque puede que hubiera sido un buen cristiano si ustedes, las mujeres hermosas, no me hubieran convertido en un idólatra.” 

Pero es que, además, el libro constituye, si se me permite la reflexión, el germen del movimiento feminista. Así, las líneas son una queja entreverada al ambiente machista de la época, un ataque frente al tutelaje de las mujeres, y un aplauso a las mujeres emprendedoras que, lejos de amilanarse por las críticas mordaces, deciden lanzarse a la aventura. Todo, entiéndase, en un ambiente concreto, el de finales del Siglo XIX en la Inglaterra más profunda. ¿Cuántos libros de esa época tienen como protagonista a una mujer emprendedora e independiente? Se cuentan con los dedos de una mano, por desgracia. 

Abandonemos esta reseña de LEJOS DEL MUNDANAL RUIDO de Thomas Hardy con una de las frases de la novela más emblemáticas:

 “-¿Si le agrado o si me respeta?

-No lo sé… no puedo decírselo. Es difícil para una mujer definir sus sentimientos en un lenguaje creado principalmente por el hombre para expresar los suyos.”

Si te ha gustado esta reseña de LEJOS DEL MUNDANAL RUIDO de Thomas Hardy, no dudes en suscribirte a nuestro blog:


Sé el primero en comentar

Deja un comentario