Análisis del 8×02 de Juego de Tronos: «El caballero de los Siete Reinos»

Ya hemos podido disfrutar del segundo capítulo, después de un arranque un poco sosillo. El adjetivo sería melancólico, lleno de referencias de la primera temporada. En este segundo capítulo tampoco pasa nada excepcional: una hora de reuniones y encuentros pero que, al menos, han sido ligeramente más entretenidas y hasta divertidas. Os dejo los que para mi han sido los momentos claves del episodio, aquellos que abren preguntas para lo que pueda venir. Tengo que decir que no he leído nada en Internet; me baso solo en mis impresiones (mis únicas impresiones, todavía no he tenido ni tiempo de hablar con nadie).

Arya y Gendry: ¿qué pasará?

Más allá de la sorpresa que nos ha traído esta escena sexual, ahora toca preguntarnos qué pasará con esta pareja. Demasiado se rumoreaba ya, aunque cierto es que no lo esperábamos de esta manera tan agresiva y directa. La pregunta es: ¿hay tiempo para una boda? ¿Tendría sentido? ¿Y si Arya ahora está embarazada de Gendry, el Baratheon que debería heredar el trono? Claro que nos encontramos al final de la serie, pero el encuentro entre un Baratheon y un Stark no me parece del todo casual, va más allá de un arrebato “carpe diem” de Arya. No sé cómo avanzará esta trama con el poco tiempo que hay, pero sin duda creo que ha sido mucho más que un calentón que pasará desapercibido.

La proclamación de Brienne como caballero

¿Soy la única persona que se ha preguntado por qué tanto protagonismo a Brienne? No me desagrada para nada, creo que es un personaje muy interesante, pero me ha sorprendido la de minutos que ha acaparado su figura. Llamadme malpensada (aunque bueno, en Juego de Tronos todo vale) pero creo que tiene muchísimos números para morir la primera. A lo largo de su trayectoria, Brienne ha luchado por ser fiel a sus promesas. Ha fracasado. Algunas veces. Pero nunca se ha rendido. Hasta llegar a ser la persona de más confianza de Sansa Stark, así que mission accomplished. Con este capítulo y su nombramiento como caballero de la mano de Jaimie Lanniester (no podía ser otro), es una manera de dejar su conciencia tranquila. Decirle: Brienne, has cumplido con todo lo que tenías que cumplir, ya puedes morir en paz. Y no tengo duda alguna que morirá como tiene que morir: con mucho honor y protegiendo a un miembro de la casa Stark. O a Jaimie Lannister. Eso no lo sé. Me ha parecido una despedida anticipada a un gran personaje de la serie. Aunque si es así, echaré de menos lo que podría haber pasado entre ella y Jaimie.

El cambio de actitud de Tyrion

Mucho se ha hablado de la actitud sospechosa y confusa de Tyrion Lannister en el primer episodio. Casi sin diálogo, se dedicó a observar y a pensar mucho. También se comentó la mirada que Bran (perdón, el Cuervo de los Tres Ojos) le echó al pequeño Lannister: ¿qué esconde? ¿Qué sabe?

En cambio, en este nuevo capítulo, vemos un cambio de actitud de Tyron que no sabemos si viene porque su hermano ha vuelto o por la conversación que ha tenido con Bran después de la reunión, donde ambos se quedan solos en la sala. No escuchamos nada de la conversación que han tenido, pero sí que luego vemos un Tyrion mucho más “simpático”, en el meeting informal con Podrick, Brienne, Tormund, Ser Davos y Jaimie. Que si vino por aquí, que si cantamos una canción. Hasta se atreve a decir: “creo que sobreviviremos”. Demasiado optimista en comparación al Tyrion del primer capítulo. ¿Ha sido Jaimie Lannister, su fiel hermano y su mejor amigo, quien le ha vuelto un poco de brillo? ¿O hay algo que Bran le ha contado y el espectador todavía no sepa?

Bran… ¿El Rey de la Noche?

Cuando terminó la séptima temporada, la idea de que Bran es el Rey de la Noche llenó las redes. Durante la reunión sobre cómo lucharan contra los Caminantes Blancos, Bran se atreve a hablar y confiesa que él y el Rey de la Noche están “conectados”, escena que me ha recordado un poco a la historia de Voldemort y Harry Potter, si os soy sincera. Vemos a un Bran no tan separado de la tierra, tan “cuervo de los tres ojos”, que habla con decisión y participa en la estrategia de la guerra. Se relaciona con gente, cosa rara en él, hasta los escucha. Y propone sacrificarse. No sé yo entonces si al espectador se le fue un poco la pinza: ¿realmente ES el Rey de la Noche? ¿O se trata «simplemente» de que están conectados como un horrocrux y los dos tendrán que morir para ganar la guerra?  Ya veremos…

La confesión de Jon Snow a Daenerys

Bueno, pues ya está. Ya lo sabe. Probablemente Daenerys lanzará un dracarys a la silla de madera de Bran (no). Una bonita y fácil conversación minutos antes de la batalla de Invernalia, qué idea tan estupenda. ¿Qué pasará? ¿Reclamará Jon el Trono de Hierro? Quizás cuando Sansa le diga que Daenerys no parece tener ninguna intención de hacer del Norte un estado independiente… ¿Se acabará el amor? ¿Todo seguirá igual? ¿Se rallará Dany en medio de la Batalla de Invernalia y hará alguna de las suyas? Cuántas posibilidades…Tendremos que ver primero si salen vivos del siguiente capítulo. 

Si os gusta esta sección, no dudéis en dejar un comentario para que valore si vale la pena o no hacerlo cada domingo después del estreno del capítulo. Y nada, mis aplausos van para Tormund, que me ha hecho reír mucho.

2 Comentarios

  1. Me ha parecido un resumen de lo más acertado.
    Me gustaría poner de relieve un comentario que hace Tyrion que me pareció fascinante cuando tras ser abroncado por su reina les dice a Varys y Sir Jorah Mormont que uno de los dos acabará siendo la mano antes de que todo esto termine. ¿Premonición o juego de los guionistas con el espectador?

Deja un comentario