Alicia, la voz de la razón (con Alberto Manguel)

¿De qué manera podemos defender la locura sino estando locos? – Hamlet

Hay clásicos que todo el mundo ha leído, por lo menos, una vez en su vida. Alberto Manguel y yo compartimos pasión, morbo, curiosidad, por algunas obras que perdurarán a lo largo del tiempo, como Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas o la Divina Comedia. Son este tipo de libros lleno de significados, de referencias históricas, políticas, religiosas, y de interpretaciones ocultas. A ver, esperad, que voy demasiado rápido y ha parecido que el Señor Manguel y yo seamos amigos íntimos y no: Manguel es un escritor, editor y traductor argentino-canadiense que tuve el placer de escuchar en una conferencia durante el Kosmopolis de Barcelona en 2015. Con motivo del 150 aniversario de Alicia, vino a compartir sus reflexiones sobre el cuento de Lewis Carroll.

Me habré leído el libro de Alicia unas tres veces: en la infancia, en la adolescencia y ya en edad adulta. Es curioso como existe una Alicia para cada época de nuestra vida: de niño, no entiendes nada y hasta te puede llegar a asustar, de adolescente entiendes que también es un libro para adultos y que Carroll le daba mucho a los porros, pero de adulta comprendes que hay algo más, y que todo aquello aparentemente surrealista y sin significado, es mucho más lógico y ordenado de lo que parece. Desde entonces, nunca he dejado de buscar nuevos significados, ya sea por pensamiento propio como a través de leer blogs o ver vídeos en Internet. Hoy, me gustaría compartir con vosotros algunas de las reflexiones de Manguel, ya que después de todo lo que he leído, me parece la perspectiva más interesante para entender el cuento de Alicia.

¿Cuál es el significado de las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas?

La mayoría de opiniones coinciden con las posibles interpretaciones del libro, incluyendo al mismo Manguel. No es que el escritor haya descubierto un nuevo significado, sino que ha estudiado lo que todos ya sabíamos desde una perspectiva distinta. En resumen, el cuento de Alicia no es más que una crítica a la sociedad victoriana, a sus costumbres y jerarquías sociales. También se habla de la crisis de identidad de la propia Alicia por la infancia que deja atrás para dar comienzo a la adolescencia. Otros van un poco más allá y opinan que Alicia es una metáfora de toda la situación política del país y que cada personaje representa un estado. Carroll no está aquí para confirmarlo pero personalmente, me quedo con las reflexiones de Manguel: mientras siempre se ha analizado el libro de Alicia como una secuencia de eventos para criticar a la sociedad desde una manera externa, Manguel pone el foco en la propia Alicia y en su papel dentro de esta sátira, en cómo reacciona ella ante tales situaciones y cómo se siente ella respecto a estas. Además, rechaza cualquier idea de surrealismo o distopía: El País de las Maravillas siempre ha existido, confirma, en oposición a muchos que creen que es un mundo inventado lleno de absurdidades aleatorias para burlarse de la sociedad.

Venga, vamos a poner órdenes a los pensamientos de Manguel. Os dejaré el vídeo de su conferencia por si os ha parecido interesante el tema y queréis saber un poco más.

1. El País de las Maravillas existe: los lugares verdaderos no están en ningún mapa. Es nuestro mundo, donde nos encontramos cada día, un lugar por el que debemos recorrer de inicio a fin, seguir las instrucciones sin cuestionarlas (como el camino que hace Dante desde el Infierno al Paraíso) y sin la opción de desviarnos. Por lo tanto, Manguel descarta que el País de las Maravillas sea un lugar inventado lleno de cosas sin sentido, descarta cualquier aproximación al mundo freudiano, onírico, cristiano, etc. Para Manguel, el País de las Maravilla es poder ver al mundo con inteligente claridad.

2. Alicia es nuestro espejo, la voz de la razón en un mundo de locos: Alicia intenta seguir la lógica del comportamiento humano en un mundo de locos. Intenta encontrar la razón en la locura. Y cada vez que lo intenta y se frustra aparece el gran Chesire: No podemos elegir, somos todos locos aquí. La lógica es la manera de entender el sin-sentido y Alicia la aplica sin piedad y sin éxito.

3. Nos encontramos rodeados de locos: el Conejo Blanco que le da órdenes y da por hecho que Alicia las cumplirá, la Reina Roja y sus juegos estrambóticos con herramientas inadecuadas que debes aplicar o te manda cortar la cabeza si no le sigues las instrucciones, la poca empatía e hipocresía de la oruga con el famoso QUIÉN-ERES-TU (nótase la ironía: como si ella supiera que después de capullo se convertirá en mariposa), la rutina del té con el Hombre del Sombrero y la regla de mermelada mañana, mermelada ayer – pero nunca mermelada hoy, etc. Todos estos personajes presentan sus argumentos, sus órdenes, con un aparente racionalismo pero se intuye la locura bajo este. La aparición de estos personajes y sus comportamientos es donde se aprecia más la crítica a la sociedad victoriana y a sus jerarquías sociales, a su autoridad y sus costumbres incuestionables.

4. El lenguaje, su única herramienta y la evidencia de su lógica. Esta perspectiva me parece sumamente interesante e innovadora: Alicia llega al País de las Maravillas equipada solo con el lenguaje, y es a través de las palabras que comprende la locura del mundo: sus preguntas, sus dudas, entre aquello que ES y lo que PARECEN SER. El lenguaje es racional y como bien he mencionado, es a través de la lógica racional que intenta entender la locura.

Aquí Manguel también hace una comparación crucial con el personaje de Hamlet: mientras él se aferra a la melancolía, al pensamiento y a buscar evidencias de locura a través de esto, Alicia es un personaje mucho más operativo y razonable, que busca la acción immediata.

5. La desobediencia de Alicia: en ciertos momentos, Alicia se rebela y se levanta para defender sus convicciones ante lo absurdo. No se la toma en serio, se la amenaza, se le intenta replicar con argumentos absurdos.

– ¡Qué tontería! Dictar primero la sentencia y luego el veredicto.

– ¡Calla la boca! – dijo la Reina poniéndose congestionada.

– ¡No quiero! – dijo Alicia.

– ¡Que le corten la cabeza! – gritó la Reina a voz en cuello.

Y es cuando desobedece que se despierta de su sueño.

6. Individuación. Alicia termina el viaje sin respuestas sino con una pregunta abierta: ¿Quién soy? Alicia recuerda quién era antes de empezar el viaje pero ya no lo sabe. Nos definimos por lo que recordamos y ella ha perdido parte de su memoria (por ejemplo, cuando tiene que multiplicar y no sé acuerda de cómo hacerlo). Ha ido cambiando de identidad (no sólo de tamaño), todos la toman por alguien diferente y esto la confunde. Siente que su identidad dependa de los otros y se produce la individuación:

«Individuación significa la realización del si mismo, que no siempre se logra, porque muchos prefieren renunciar a ser ellos mismos para alienarse en un rol, conforme a un ideal externo y en favor del reconocimiento social.»

Cita de La Guía de Filosofía: La Individuación.

Entonces Alicia se niega a ser quien no quiere ser: que le digan ser alguien y si no le gusta, me quedaré aquí hasta que sea otra. Esta crisis de identidad va más allá del abandono de la infancia y el comienzo de la adolescencia como muchos opinan, sino es también otra forma de crítica social, sobre cómo no solo se nos imponen reglas y órdenes sin poder cuestionarlas sino también nuestra propia manera de ser viene definida por los otros.

En resumen, tenemos que dejar de pensar en Alicia como un libro surrealista y absurdo porque existe un cierto sentido en todo lo que habita el País de las Maravillas. Estamos rodeados de locos y Carroll muestra la impotencia ante tal sociedad a través de Alicia, que premia a quien sigue las órdenes y castiga a quien las desobedece. La lucha lógica-absurdo entre Alicia y el resto de personajes me parece de lo más interesante que se ha dicho del cuento de Carroll, estudiada desde este punto de vista. Por otra parte, no olvidemos mencionar a Chesire o el gato sonriente, quien para mi es el mejor personaje de la historia: tienes la impresión de que es el único que ha aceptado la locura del mundo que le rodea, quien es consciente de lo que pasa en el País de las Maravillas y quien observa cruelmente los intentos fracasados de Alicia para encontrarse a si misma y comprender lo que está pasando. Es como un testimonio omnipresente que ha vivido durante miles de años y ha visto la transformación del mundo. Y el único que no está loco a pesar de su risa maléfica porque emplea el uso de la palabra locura.

Para finalizar, como bien dice Manguel, el Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas no es más que el recuerdo adormecido de un estado de razón perfecto.

Podéis ver la conferencia de Alberto Manguel completa en el siguiente enlace:

http://www.cccb.org/es/multimedia/videos/kosmopolis-15-alicia-y-los-suenos-de-la-razon/216660

¿Cuál es vuestra historia del libro favorita? ¿Y vuestro personaje?

Sé el primero en comentar

Deja un comentario