reseña stranger than love

Reseña de STRANGER THAN LOVE (Más extraño que el amor) de Francesc Miralles

Se ha publicado la primera novela homenaje a la serie estrella de Netflix, Stranger Things. Ha sido Francesc Miralles, autor de varios libros de no ficción que me apasionan (Ichigo Ichie) y novelas juveniles, quien ha convencido a la editorial Edebé para publicar Stranger than Love (Más extraño que el amor), tanto en castellano como en catalán.

Creo que es la primera novela juvenil que reseño en este blog pero me parece un buen momento para celebrar este pequeño libro. Si me vais siguiendo, sabéis que últimamente me quejo del catálogo de series y películas de Netflix, que poco tiene que hacer con producciones de alta calidad como las de HBO o incluso Prime Video. Sin embargo, algunas se salvan y, sin duda, Stranger Things es lo mejor que tiene Netflix ahora mismo.

Ya sabemos que nuestro enemigo el coronavirus ha parado muchas producciones y los tiempos entre temporada y temporada se están alargando. Stranger Things no es ninguna excepción y se rumorea que hasta la primavera de 2021 no vamos a tener más aventuras de los habitantes de Hawkins. Por eso digo que Stranger than love llega en un momento idóneo: es un paseo agradable, incluso nostálgico, para recordar todo aquello que forma parte del universo de Stranger Things.

reseña stranger than love

Os cuento un poco sobre la sinopsis: Nemrod es un niño de doce años bastante solitario y que tiene problemas para encajar con el resto de niños de su edad. Vive en su habitación -o mejor dicho museo- homenaje a Stranger Things, con todos los decorados posibles de la serie. También está obsesionado con Millie Bobby Brown, a quien le escribe una carta llena de reflexiones y, por sorpresa suya, recibe respuesta.

Todo empieza cuando Nemrod decide celebrar su cumpleaños en una fiesta temática de Stranger Things pero nadie acude. Pero no todo son malas noticias: pronto descubre que se están organizando unos campamentos cerca de donde vive ambientados en Stranger Things. Nemrod lo ve como una oportunidad para conectar con gente y hacer nuevos amigos pero una vez allí se da cuenta de que tampoco termina de encajar con el fandom de la serie.

Antes de empezar con esta reseña de Stranger than love, a modo de anécdota: la historia de Nemrod está inspirada en un testimonio real. Un niño americando decidió lanzar su fiesta de cumpleaños con la temática de Stranger Things pero nadie vino, y la propia Millie Bobby Brown le escribió por Instagram y le dijo que ella misma iría a su cumpleaños el año que viene (ahora que se comprometa, por favor).

Stranger than love, por un lado, es un claro homenaje a la serie: veremos la recreación del pueblo de Hawkins, personajes obsesionados con sus personajes favoritos de la serie (hay una chica del campamento de verano que se hace llamar Twelve), referencias musicales e incluso de diálogo (Friends don’t lie). Además, el propio tono de la novela sigue este aire de misterio y thriller, con una figura misteriosa de un “monstruo”, que nos dará la sensación que estamos viendo un nuevo episodio de Stranger Things.

Por otro lado, la novela es una invitación a reflexionar, así en general: por este motivo no me gusta encasillar esta historia como únicamente novela juvenil, porque aunque la trama está dirigida a los más jóvenes, Miralles comparte una serie de reflexiones universales que nunca llegan tarde sea cual sea tu edad: el valor de la amistad, la aceptación de unos mismo, el amor propio, la idealización que se rompe en mil pedazos…

Es típico en las novelas de Miralles dejarse llevar por esta capa más profunda; no es su estilo hacernos entretener con una historia y ya está. Siempre hay una moraleja, una reflexión final, que en este caso, el resumen sería esta famosa cita de Oscar Wilde: Be yourself, everyone else is already taken.

«Be yourself, Everyone else is already taken»

Oscar Wilde

En este libro Nemrod busca desesperadamente encajar en los grupos hasta que se dará cuenta de que primero pasa por aceptarse a uno mismo y luchar contra todo aquello que ha idealizado, ser capaz de cuestionarse sus propios pensamientos: suena a consejo muy típico pero la manera en cómo la reflexión está integrada en la historia es un valor añadido. 

Como yo lo describiría, Stranger than Love es un golpe de realidad dulce para Nemrod que calará en los más jóvenes, a la vez que una forma nostálgica para que los adultos se sientan identificados con sus experiencias de cuando eran niños. Y, por supuesto, si la historia va acompañada del universo de Stranger Things es una apuesta segura. 

Si te ha gustado esta reseña de Stranger than Love, no dudes en suscribirte a nuestro blog:

También puede gustarte...

1 Comentario

  1. Ferran dice:

    Francesc Miralles es uno de mis autores preferidos, y he leído todos sus libros de novela, incluso para formato juvenil y de autoayuda.
    La pregunta es: un adulto de 63 anos sin haber visto la película, se le puede recomendar su lectura ?
    Gràcies Iona per envadant per la resposta

Deja un comentario