crítica de 1917

Crítica de 1917, dirigida por Sam Mendes

Los Golden Globes de este año coincidieron con el estreno de 1917, y los Premios no dudaron en otorgarle el reconocimiento más deseado: no solo ganó a mejor película sino también Sam Mendes fue premiado a mejor director. Parece que 1917 va bien en su camino a los Oscars, con sus nominaciones ya aseguradas. 

En este post os traemos la crítica de 1917, una película que ha llamado la atención de los espectadores por dar un giro a la dirección de films bélicos más convencionales: se trata de un plano secuencia a lo largo de los 119 minutos que dura la película. Con algunos que otros trucos, por supuesto, pero una experiencia realmente inmersiva cuyo objetivo es hacer que el espectador sienta que está en plena guerra. Este post contiene spoilers.

Sinopsis

Es el 6 de abril de 1917, en plena Primera Guerra Mundial. El general británico Erinmore (Colin Firth) encarga una misión a los jóvenes cabos Schofield (George MacKay) y Blake (Dean-Charles Chapman). Los peligros de esta misión son infinitos, con altas probabilidades de morir: su objetivo será cruzar el campo francés ocupado por los alemanes para entregar un mensaje urgente al general que se encuentra en otras trincheras. Deberán impedir que lleven a cabo un ataque que conllevará miles de muertos de soldados británicos, entre ellos el hermano de Blake.

Mejor dirección sí, mejor película no

Para empezar con esta crítica de 1917, lo haremos hablando de la dirección. Sam Mendes se corona con la película: la dificultad de emplear un plano secuencia en un film tipo bélico y su profesionalidad es de Oscar. Es cierto que no es un plano secuencia entero de 119 minutos: hay algunos trucos para hacer descansar las interpretaciones y prepararse para las siguientes escenas, pero esto no le quita ningún mérito. El trabajo que hay detrás de coordinación es brillante.

Sin embargo, hay un problema serio: la dirección de la película es demasiado visible, tangible, en la historia. En otras palabras, eclipsa la trama en sí. Esto es difícil que suceda pero en 1917 ha pasado: las interpretaciones, la historia… quedan en segundo plano porque el espectador está demasiado sumergido en seguir el plano secuencia. Quizás era la intención del director pero en mi opinión la balanza entre dirección y trama no ha quedado bien equilibrada.

A pesar de ser un plano secuencia, que implica cierto dinamismo y agilidad, a mitad de la película el ritmo baja y es demasiado lento. Sin embargo, queda bien compensado con un final muy bien desarrollado, desde que Schofield consigue llegar a la otra base británica. 

Podríamos resumirlo, de un modo muy superficial, que de cara a los Oscars, 1917 se merece la estátua a mejor dirección pero no a mejor película (aquí queremos que gane Parasites).

crítica de 1917 sam mendes

El plano secuencia: ¿una misión de 2 horas?

Siguiendo con el plano secuencia de 1917, sin duda el protagonista de esta película, otro «problema» es que no termina de ser del todo real. No está bien integrado en la historia. En mi humilde opinión de aficionada del cine, considero que si deseas emplear un plano secuencia es porque la historia que quieres contar te lo permite. 

Sam Mendes parece que tenía muchas ganas de innovar y quería, sí o sí, emplear esta técnica cinematográfica. Sin embargo, al principio de la película, en una conversación entre Blake y Schofield, se nos informa que cruzar el campo francés son unos 15 km, lo cual son unas 8 o 10 horas de recorrido. El plan secuencia, pero, dura 119 minutos en los cuales los cabos consiguen realizar su misión. ¿No pierde veracidad el plano secuencia, si lo analizamos desde esta perspectiva?

Es cierto que hay momentos en los que Sam Mendes juega con algunos planos para hacernos entender que el tiempo está pasando, como cuando Schofield viaja en la furgoneta con el resto de británicos o su breve estado de inconsciencia. 

Para nada voy a criticar la dirección, porque ya he mostrado mis respetos hacia el director y su enorme trabajo que ha hecho con 1917; solo puntualizo que si nos ponemos muy críticos, el plano secuencia no termina de encajar con la trama que nos cuenta.

crítica de 1917 sam mendes

Conclusión

Para terminar esta crítica de 1917, queda hablar un poco de esta reflexión final que nos deja la película. A pesar de contar con una trama muy básica y sencilla, quizás esta es la intención: como un simple recorrido significa tanto para Schofield, como este le aporta tanto sufrimiento y esfuerzo.

Es una manera de reflejar la deshumanización que caracterizan las guerras: cuando el general encarga la misión a los dos cabos, no ve a dos jóvenes, sino a su bando, a un ejército. Gracias a la película de Mendes, nos acercamos más a las personas que participaron a una guerra y empatizamos con su sufrimiento.

En resumen, una película muy bien dirigida, gracias a esta innovación que ha sido el plano secuencia perfectamente empleado a pesar de los aspectos más o menos negativos que he encontrado, y con una fotografía de diez (primera vez en el cine que en los créditos se aplaude al director de fotografía, Roger Deakins). 

Por otro lado, 1917 tiene aspectos de la trama mejorables, como un ritmo algo irregular, como bien he mencionado, y también que resulta demasiado irreal en algunas situaciones- Schofield saldrá bien parado de todos sus incidentes-. Y como es común en este tipo de películas, existe una glorificación demasiado superficial hacia el inglés.

1917, una obra maestra que sin duda ha revolucionado el panorama cinematográfico de este año y será una de estas películas que serán bien recordadas a lo largo de los años. A ver qué gana de cara a los Oscars.

crítica de 1917 sam mendes

Si te ha gustado esta crítica de 1917, no dudes en suscribirte a nuestro blog.

También puede gustarte...

1 Comentario

  1. Joldi Eiwob dice:

    Muy buena reseña, .., la peli no es redonda del
    todo, pero será, sin duda, película bélica de referencia como lo fue en su día Salvar al Soldado Ryan

Deja un comentario