Crítica EL CAMINO de Vince Gilligan: ni aporta, ni molesta.

Crítica EL CAMINO: a breaking bad movie

Breaking Bad no solo ha pasado a la historia como una de las mejores series de la televisión sino también por protagonizar uno de los finales más épicos. Por lo tanto, más que nunca, era muy arriesgado publicar seis años después una película continuación de Breaking Bad: todos quedamos satisfechos con el plano cenital de Heisenberg mientras sonaba Baby Blue. Sin haber hecho una campaña de promoción masiva, se nos presentaba hace un par de meses El Camino, el nuevo trabajo de Vince Gilligan, mismo creador de Breaking Bad, en el cual Aaron Paul (Jesse Pinkman) volvía como protagonista. ¿Ha valido la pena? Hoy os traemos la crítica de El Camino (2019).

¿Qué pasó con Jesse Pinkman?

La película empieza justo donde la serie terminó: Jesse Pinkman tiene que huir porque es uno de los narcotraficantes más buscados de la historia. Partir de este justo momento, como hemos dicho, es arriesgado: alternar, o incluso querer complementar, el final épico de Breaking Bad es el último deseo de cualquier fan. Sin embargo, aquí han sabido jugar bien y se respeta el desenlace de Heisenberg; de hecho, apenas se menciona su personaje. El Camino se centra únicamente en Jesse Pinkman.

Por lo tanto, la película de Breaking Bad responde a la pregunta que en su día abundó entre los seguidores: ¿qué pasó con Jesse Pinkman? ¿Consiguió huir? ¿Lo encarcelaron? Una trama muy similar a la segunda temporada de Prison Break, a esta huída posterior después de escapar de la prisión, que narrará los días después del socio de Heisenberg hasta que su destino queda más o menos resuelto. Veremos un Aaron Paul que encarna de nuevo a Jesse Pinkman pero que, después de su experiencia traumática con la que terminó la serie (él como esclavo cocinando para Todd Alquist), dejará su cara más gamberra y graciosa para convertirse en alguien que ha tocado fondo. 

Crítica EL CAMINO, breaking bad.

Ni aporta ni molesta

Siguiendo con esta crítica de El Camino, vamos a responder la pregunta más importante: ¿era necesario hacer una película? Pues la verdad es que no. El Camino es prescindible, y a pesar de sentir nostalgia al ver a Jesse Pinkman de nuevo en la pantalla, no consigue integrarse como parte de Breaking Bad. Han pasado demasiados años y los fans dejaron de preguntarse por el destino de Jesse Pinkman. Y aunque no lo hubieran sabido en su momento, hubieran podido vivir sin ello.

El Camino no aporta nada a Breaking Bad, que ya estaba perfecta tal y como estaba, pero sin embargo tampoco consigue molestar porque no alterna la historia principal. Sientes algo así como indiferencia, ya que no logra conectar emocionalmente con el espectador, incluso tampoco a través de las escenas fan service un poco forzadas con el uso de flashbacks (Heisenberg en la cafetería, la conversación final con Jane, etc).

Un intento de revivir el que en su día fue un fenómeno de masas, una película creada desde este “miedo de ser olvidado”, pero no hacía falta para nada: los seguidores de Breaking Bad nunca olvidaremos a Heisenberg ni Jesse Pinkman, y la seguiremos valorando como una de las mejores series de la historia a pesar de todo lo nuevo que ha triunfado y todo lo que queda por venir.

Conclusión

Poco queda por decir: ni os animamos a verla ni os lo prohibimos. Eso sí, a nivel técnico, podréis seguir disfrutando de la obsesión de Vince Gilligan por la fotografía, que ahora es presentada incluso a mejor calidad que en la serie (esto no se lo quita nadie).

Respecto al casting, veremos un Aaron Paul encarnar a Jesse Pinkman sin que nos importe el paso de los años para el actor, aunque no pase lo mismo con Jesse Plemons (Todd Alquist) cuyo cambio físico debido al paso del tiempo ha protagonizado un ligero error de continuidad (y sin culpar a nadie: hablamos puramente a nivel técnico). 

Que cada uno decida si quiere invertir dos horas de su vida en ver El Camino. Sentimos si no te hemos ayudado a tomar una decisión: aquí la palabra que manda es indiferencia…

Crítica EL CAMINO breaking bad

Si te ha gustado esta crítica de El Camino, también puede interesarte este post de localizaciones de Breaking Bad en la vida real. ¡Y no olvides suscribirte a nuestro blog!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario