Reseña de EL TEATRO ESCALOFRIANTE de Hideshi Hino: tierno terror.

El género macabro y terrorífico en el manga hace tiempo que encontró asidero editorial en nuestro país. No hace demasiado (aún todavía) pegaron fuerte las historias de Junji Ito (Uzumaki, Gyo, sus relatos cortos…). Ese boom animó a la publicación de autores más rebuscados como Suheiro Maruo (me encanta su versión de la ‘Isla Panorama’…), Mochizuki (esa ‘Mujer de la habitación oscura’), o los zombis de Hanazawa.

Cubierta de la novela gráfica EL TEATRO ESCALOFRÍANTE de Hideshi Hino. Ediciones Cúpula.

La última incorporación, a manos de Ediciones La Cúpula, ha sido este pequeño recopilatorio de cuatro historias de otro autor clásico del género: Hideshi Hino, más conocido por su hipnótico ‘Niño gusano’.

Hino tiene algo diferente. Su especialidad; niños o seres deformes que son marginados y perseguidos socialmente sin piedad, y que acaban revolviéndose de forma violenta contra la población; no parten de algo grotesco (al menos emocionalmente) sino que se analiza su conversión. A menudo todo se inicia a partir de entornos casi infantilmente idílicos, como en la mejor de estas cuatro historias, ‘El Ogro Gongoro’ (maravillosa), rodeados de vegetación y animales fantásticos cargados de dicha. El protagonista es un ser deforme o enfermo,  no exento de pensamientos oscuros, pero que vive feliz y absorto en su aislamiento. Es la confrontación con la masa, la evidencia cruel de las diferencias, lo que llevará al caos y a la confrontación sangrienta para terminar siempre de una forma dramática, con aroma fatal a melancolía y resignada desesperanza hacia la naturaleza humana.

Viñetas de la novela gráfica EL TEATRO ESCALOFRÍANTE de Hideshi Hino. Ediciones Cúpula.

Su propia visión del Frankenstein, su ‘parada de los monstruos’, su ‘hombre elefante’… Leyendas de siempre que Hino reviste de un dibujo infantil a lo Osamu Tezuka para darle un mayor aire bizarro si cabe. Su trazo y estilo de ‘ojos grandes’ otorga a su horror personal una especial capa de ternura, haciéndolo único.

Un bombón mitológico que desparrama su sangriento licor interior sin miramientos y creando toda una explosión sensorial hecha dibujo.


Más información sobre EL TEATRO ESCALOFRIANTE en la página de la editorial Cúpula

Puedes adquirir el libro a través del siguiente enlace: EL TEATRO ESCALOFRIANTE

Sé el primero en comentar

Deja un comentario