Reseña de LA HIJA DE LA ESPAÑOLA de Karina Sainz

Karina Sainz

La hija de la española, publicado por la editorial Lumen, ha sido la novela escogida por Bookish este mes. Bajo la expectativa de haber captado la atención de varios editores internacionales en la Feria de Frankfurt y después de haber sido recomendado por influencias como Fernando Aramburu, pues la verdad es que el libro consiguió atraerme.

De todos modos, controlé bastante mis expectativas; no sé si tiene que ver con el hecho de que trabajo en una agencia literaria y sé de primera mano que conseguir traducciones fuera no siempre es sinónimo de calidad literaria. 

Os dejo primero la sinopsis que dice:

Adelaida Falcón, una maestra caraqueña, fallece tras una larga enfermedad. Su hija Adelaida, de treinta y ocho años, no tiene a nadie y vive en una ciudad donde la violencia marca el ritmo diario de la existencia. Poco tiempo después del entierro, encuentra su casa tomada por un grupo de mujeres a las órdenes de la Mariscala. Llama a la puerta de su vecina sin hallar respuesta: Aurora Peralta, a quien todos llaman «la hija de la española», ha muerto. En la mesa del salón, una carta le comunica la concesión del pasaporte español: un salvoconducto para huir del infierno.

La hija de la española es el retrato de una mujer que escapa a todos los estereotipos enfrentada a una situación extrema. Con su primera novela, la periodista Karina Sainz Borgo, se ha convertido en la gran noticia literaria del año.

Empezaré diciendo que la novela tiene cosas buenas y cosas malas. A mi, personalmente, me ha decepcionado más de lo que esperaba, así que me uno a la opinión popular del mundo bookstagrammer.

Por una parte, reconozco una narrativa muy bonita, poética en su justa medida, sencilla y fácil de digerir. La escritura de Karina es atractiva, aunque le falta consolidarse con un estilo propio, que lo leas y seas capaz de identificar a la autora solo por las palabras empleadas. Es el debut literario de Karina, así que habrá que ver cómo evoluciona. Paciencia.

También aprecio, y en mi opinión es el punto más fuerte de la novela, el detallista retrato de la situación precaria de Venezuela a través principalmente de una figura femenina.

El error, creo, es el haber querido contar “demasiado”. Me he perdido. No he profundizado en nada. Hay mucha información de Venezuela, mezclada con una trama mucho más íntima, y me costaba ver la relación entre una frase y la otra. Pienso que este es un «error» típico de los escritores que lanzan su primera novela: tienen tanto dentro suyo que quieren contar, que lo dicen todo en su primer libro. Les cuesta dosificar o ser más visionarios, guardar un poco de la historia por una segunda novela, por ejemplo. En resumen: me ha costado una barbaridad conectar y no he logrado emocionarme con la que prometía ser una historia para hacerlo. Es un libro de poco más de 200 páginas y estaba en la 80 y todavía no había entendido cuál era lo importante de la novela, lo que estaba pasando exactamente. Iba pasando páginas y páginas hasta que llegué al final. Así que me he quedado bastante indiferente respecto a la novela.

No quiero decir que el libro sea “malo”, porque como bien he dicho, la escritura de Karina me ha gustado y puede crecer en esta nueva faceta de escritora, pero me quedo con la sensación de que podía haver dado mucho más, haber profundizado en la historia y en el personaje principal. Porque a pesar de darnos mucha información, he terminado con la sensación de saber poco de ella.

Habrá que ver cómo evoluciona como escritura y qué van diciendo las reseñas. 

Foto: La Voz de Galicia

Si quieres comprar el libro, puedes hacerlo a través del siguiente enlace y colaborarás con el mantenimiento de este blog:

La hija de la española

Sé el primero en comentar

Deja un comentario